top of page

Donde el alma sonría, ahí es.



Descubrimos a esta pareja porque hicimos la boda de la hermana de Héctor hace unos pocos años que ya son como de la familia)

Es increíble cómo se puede llegar a conectar y que pasados los años todo sea como ayer.

Héctor y Carolina desprenden luz, una boda muy especial, en un día frío, con la calidez de aquellos que los acompañaron, sinceridad, complicidad y unión, son tres pilares a destacar de esta pareja, las imágenes hablan por si solas y la ilusión y el cariño se palpa. Sin duda una boda para recordar.

Ahora han colmado su felicidad con la llegada de la preciosa Lucía, y es que ahí es, donde el alma sonría. Gracias por dejarnos formar parte de un pedacito de vuestros recuerdos. Un fuerte abrazo!

























Comments


bottom of page